IRIDOLOGÍA


Consiste, en leer en el iris (la parte de la membrana vascular del globo ocular que da al ojo su color), los signos de ciertos desequilibrios.

 

Ignatz von Peczely (1826 - 1911): Comenzó su experiencia con la Iridología a los 10 años de edad, con animales.

Después durante años, Paczely se dedicó a estudiar los ojos de sus clientes, mientras trabajaba.

Mediante el examen de las áreas correspondientes que existen en el iris, se puede observar las debilidades inherentes y los hábitos de vida de la persona.

Los diferentes signos iridianos (anomalías cromáticas, manchas, cavidades y relieves) no son las consecuencias de ciertos “desequiibrios” sino que les preceden, es decir están presentes en el momento del nacimiento y persisten hasta la muerte.

Se puede asimilar estos signos iridianos a los puntos débiles del organismo y a predisposiciones a ciertos trastornos o desequilibrios.

También una mala nutrición afecta al iris y esto se refleja, como antes habíamos dicho, con manchas en los ojos.

Con la Iridología se puede descubrir el desequilibrio, antes que la persona genere la deficiencia.

 


Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.